domingo, 30 de agosto de 2015

El rey menor inglés Eduardo V y su hermano el Duque de York, de Paul Delaroche


image
El rey Eduardo V de Inglaterra y su hermano el Duque de York, de Paul Delaroche, Museo del Louvre. París. Este cuadro fue presentado al salón de 1831.

La historia detrás del cuadro es simple pero trágica y aún hoy misteriosa. El rey Eduardo V, menor, fue encerrado por su tío, el futuro Ricardo III, duque de Gloucester, en la Torre de Londres, donde pronto lo acompañaría su hermano, el duque de York, de sólo 9 años. Con los niños en su posesión, Glocester procedió a maniobrar para declararles bastardos,  por el matrimonio anterior de su padre con Leonor Talbot, acusando pues al difunto rey de bígamo. 

Una vez conseguido esto, nunca más se volvió a saber de los pequeños porque se prohibió a la madre, Isabel Woodwile, el acceso a su cárcel. Sin embargo, en 1674, unos trabajadores cuando hacían reformas en la Torre de Londres, encontraron dos esqueletos de niños o niñas. Al considerarse que eran los infantes, muertos de manera poco clara (como poco), se procedió a darles sepultura real.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

Vista de la Cité de Carcasona

Cité de Carcasona . La ciudad histórica fortificada de Carcasona en la orilla derecha del Aude, habitual y popularmente llamada simple...